IV Reunión Brasil-Cono Sur de UDUAL homenajeó a Brovetto

Montevideo, Uruguay, 6 de septiembre de 2019

El jueves 5 en el Paraninfo de la Udelar se realizó la apertura de la Cuarta Reunión de la Región Brasil-Cono Sur de la Unión de Universidades de América Latina y el Caribe (UDUAL). El encuentro continuó hasta el viernes 6, con diferentes mesas de intercambio acerca de los procesos de integración académica en la región y el contexto actual que pone en riesgo la autonomía universitaria en algunos países.

El evento fue inaugurado por el rector de la Universidad de Costa Rica y presidente de la UDUAL, Henning Jensen, el rector de la Universidad de La República (Udelar), Rodrigo Arim, y el rector de la Universidad Nacional de Córdoba (Argentina) y vicepresidente de la Región Cono Sur de la UDUAL, Hugo Juri.

En la apertura Jensen afirmó que Uruguay es un país donde se cultiva el libre pensamiento, la cultura,y la democracia; y la Universidad es el lugar donde una sociedad puede discutir, pensar, y reflexionar de la manera más libre y lúcida sobre su propio presente y futuro. Sin embargo, señaló que en América Latina se está viviendo un proceso contrario a ese principio, en el que «muchas de las conquistas de derechos sufren un estrechamiento de su horizonte y posibilidades».

En ese contexto, las instituciones de educación superior tienen «un papel importantísimo» en el desarrollo de las naciones: «tenemos no solo que pronunciarnos como lo hacemos, sino que también debemos buscar en los organismos supranacionales que nos cobijan y tutelan derechos, tenemos que buscar interlocutores que detengan este proceso».

Arim indicó que este encuentro trataría muchos tópicos vinculados al futuro de la universidad latinoamericana, la forma de concebir la autonomía y el rol de las universidades en los procesos de desarrollo regional. Destacó que además se realizaría un homenaje a Jorge Brovetto, quien hizo «enormes aportes a la cultura, al debate y la discusión programática sobre el rol de las universidades».

Por su parte, Juri recordó que el año pasado se cumplieron los 100 años de la Reforma de Córdoba, que fue muy influenciada por intelectuales latinoamericanos como el uruguayo José Enrique Rodó. Destacó que en nuestro país la Universidad fue separada tempranamente de la Iglesia y de la supervisión del Estado. «Si hay algo que simboliza la autonomía de las universidades es este país que llamábamos la Suiza de América, no por el dinero, sino por el respeto de la democracia y la república. Si de autonomía en la educación o autonomía universitaria se habla, se puede hablar de Uruguay y la Udelar», finalizó.

La reunión continuó con un homenaje a Jorge Brovetto por parte de varios representantes de UDUAL. Además de Arim, Jensen y Juri, participaron el ex rector de la Udelar Rafael Guarga, el secretario ejecutivo de la Asociación de Universidades Grupo Montevideo (AUGM), Álvaro Maglia, y el rector de la Universidad Tecnológica Metropolitana (Chile), Luis Pinto Faverio.

Latinoamericano y político
Jensen realizó una semblanza de Brovetto, quien nació en Montevideo en 1933 y falleció el 8 de junio pasado. Egresó de la Facultad de Química de la Udelar en 1961 y más tarde realizó estudios de posgrado en el Instituto Superiore di Sanitá de Roma (1965) en el área de biofísico-química enzimática, y en la Universidad de California, Berkeley (1968-70) donde desarrolló su capacidad de investigación en el área de las hormonas proteicas y polipeptídicas. También fue investigador consultante de la Universidad Cornell (Nueva York).

En la Udelar fue profesor titular de Bioquímica de la Facultad de Veterinaria y desempeñó otros cargos docentes en las facultades de Química y de Medicina. Ejerció además el cargo de director del Laboratorio de Hormonas Proteicas del Centro Latinoamericano de Perinatología y Desarrollo Humano de la Organización Panamericana de la Salud, con sede en el Hospital de Clínicas. Participó en cursos nacionales e internacionales sobre temas de bioquímica o de política educativa y de ciencia, tecnología e innovación.

Dedicó gran parte de su vida al ejercicio de actividades y cargos de gobierno y gestión, tanto en la Udelar como en otras instituciones nacionales dedicadas a la promoción de la ciencia y la tecnología, y al frente del Ministerio de Educación y Cultura. En nuestra universidad integró el Consejo Directivo Central, fue vicerrector y luego rector, electo en tres oportunidades: 1989, 1990 y 1994.

En noviembre de 2013 fue distinguido por la Udelar con un doctorado Honoris Causa, y en 2015 como Ciudadano Ilustre de Montevideo. Recibió la mención honorífica Comenius al mérito académico, otorgada por UNESCO y la República Checa, en París 1998 durante la Conferencia Mundial de Educación Superior, y el Premio «Carlos Martínez Durán» de la UDUAL en 2002, así como distinciones de diversas universidades latinoamericanas.

Jensen destacó el protagonismo de Brovetto a nivel internacional por su actuación relevante en organizaciones de escala latinoamericana y mundial, como fundador y secretario ejecutivo de la Asociación de AUGM, presidente de la UDUAL y asesor de la UNESCO en el área de la educación superior. Desde este ámbito realizó una labor determinante en las conferencias regional y mundial de Educación Superior, en 1996 y 1998 respectivamente. UDUAL homenajea a «un gran rector, un distinguido intelectual y un gran latinoamericano», concluyó.

Continuando el homenaje, Arim afirmó que «es difícil elegir qué dimensión de la vida de Jorge corresponde homenajear en el día de hoy». Según el rector, la vida universitaria de Brovetto es inseparable de la vida institucional moderna de la Udelar, pues fue parte activa de la generación que logró hacer aprobar la Ley Orgánica de 1958, que hoy constituye el «eje articulador» de la institución universitaria y el cogobierno.

También fue protagonista principal de un proceso extremadamente complejo, que fue «reconstruir esta Universidad de las cenizas a las que la había reducido la dictadura cívico-militar». Fue integrante del Consejo Directivo Central, vicerrector y rector de la Udelar en tiempos donde urgía volver a transformar a la institución en una universidad, y lo hizo «a partir del diálogo democrático, del debate, la discusión, de un valor muy caro para nosotros que es asumir la vida del cogobierno como el aspecto central en la toma de decisiones y la discusión cotidiana».

Luego de citar un fragmento del libro Formar para lo desconocido, escrito por Brovetto, Arim retomó el concepto de tensión entre tres principios básicos constitutivos de la identidad universitaria: la excelencia y calidad del conocimiento generado; la pertinencia o aporte de la universidad a los problemas propios de la sociedad en que habita; y la equidad o igualdad que asegura el acceso al conocimiento y la permanencia en las aulas universitarias de todos aquellos que cumplan con los requisitos de formación previa. En algún sentido, dijo Arim, esa agenda se ha transformado, pero «estamos viviendo nuevamente una época donde el agravio contra la vida universitaria está presente en Brasil, Honduras, Venezuela, Paraguay, El Salvador. Se intenta reestructurar una universidad pública atada al poder político». Concluyó que «la agenda de democratizar la universidad, aportar al desarrollo social y ser un sostén de la libertad» sigue estando tan presente hoy como hace 25 años cuando Brovetto escribió su libro.

Guarga recordó que conoció a Brovetto al volver del exilio en 1986, tras el retorno de la democracia y con ella la autonomía universitaria, y afirmó que fue «un ser humano excepcional, cuya contribución a la universidad latinoamericana es un ejemplo a seguir». Señaló que Brovetto se preocupó en particular por impulsar la investigación científica en la Udelar, y el vínculo con la sociedad uruguaya y las universidades públicas de la región sur del continente.

Asimismo, citó el discurso de Brovetto al recibir el título de Doctor Honoris Causa de la Udelar, donde expresaba: «Un significado muy especial tiene para mí esta distinción tan honrosa como generosa, por el hecho de que quien la otorga sea la Universidad de la República, la institución alma máter a la que tanto debo. (…) Muchísimo más que una valiosa formación profesional. Muchísimo más que una hermosa e inigualable experiencia de vida. Muchísimo más que una formación intelectual inquieta y comprometida con el pueblo que creó esta querida Universidad y que la sustenta. Le debo más que una formación en valores y responsabilidades solidarias. Sí, amigos, siento con razones sobradas que lo que le debo a la Universidad de la República es más, mucho más que todo eso junto, que no es poco, por cierto. En suma, lo que realmente le debo a la educación pública uruguaya es la formación como ser humano».

Claridad y liderazgo
Por su parte Juri se refirió al impacto que tuvo Brovetto «en la educación, la ciencia y la tecnología en América Latina, pero también en nosotros, las personas que lo conocimos durante largo tiempo». Aún cuando se encontraba investigando en los mejores centros del mundo nunca se olvidó de su país, y al retorno de la democracia al igual que otros volvió al Uruguay «a trabajar por la Universidad pero también por el país». Fue un referente en el rescate del valor de la ciencia y la transferencia tecnológica en nuestra región, agregó.

El prestigio internacional de Brovetto influyó decididamente, junto a otros referentes, en lograr un viraje conceptual en la Conferencia Mundial de Educación Superior de la UNESCO en 1998, puntualizó Juri. En un contexto en que se pretendía hacer valer los postulados del Consenso de Washington, que apuntaban a la mercantilización de la enseñanza, Brovetto trabajó activamente junto a la delegación latinoamericana para lograr que la educación superior fuera reconocida como un bien público social y un derecho humano que debe ser garantizado por los Estados. No solo se logró que la conferencia aprobara esa declaración confrontando al Banco Mundial, sino que esa idea «dio la vuelta al mundo» y sigue siendo reconocida a nivel internacional, destacó.

Juri recordó la disposición siempre atenta de Brovetto para dar su apoyo ante cualquier consulta en el ámbito de la educación superior latinoamericana, hasta hace poco tiempo, así como el compromiso que tuvo con su fuerza política. Junto a la tristeza por su desaparición queda «la alegría de haber conocido a una persona extraordinaria», afirmó.

Maglia expresó que era «una alegría» homenajear a alguien que dejó tanto y que motiva a «hablar un poco más desde el corazón que desde la razón». Afirmó que en AUGM Brovetto está presente, «dándonos la orientación adecuada para nuestra tarea». Citó fragmentos de un artículo que Brovetto escribió como parte del libro conmemorativo de los 25 años de AUGM, donde analiza con profundidad aspectos de la cooperación e integración de las universidades de la región. Releerlo es necesario porque «nos muestra la profundidad del pensamiento político de conducción» de Brovetto y su capacidad para dar curso a cuestiones relevantes, pertinentes y necesarias, enfatizó.

El contenido del artículo representa para Maglia un «testamento intelectual» del ex rector, donde concibe a la integración regional universitaria como un proceso imperecedero, capaz de transformar esa cooperación académica en un real proceso de integración política. Maglia valoró la importancia de las ideas que allí transmite Brovetto, sentando las bases conceptuales de la creación de AUGM en 1991. En un contexto de fuerte presión política orientada a directrices neoliberales, la asociación se propuso como de un espacio académico ampliado integrado por universidades autónomas y cogobernadas para la defensa de la educación pública. Fue un proceso que Brovetto protagonizó con claridad y liderazgo, afirmó.

Fuente: Prensa UDELAR

One thought

  1. La unión y organización armónica de los Latinoamericanos logrará nuestra integración y crecimiento, reduciendo fenómenos como la migración y dependencia. Los universitarios y profesionistas y trabajadores que creemos en nuestras raíces estamos dando la batalla en nuestros pueblos de origen donde tenemos nuestras raíces. Además contando no sólo con valores económicos sino fundamentalmente valores culturales, educativos y sabiduría de nuestros pueblos que nos hacen sobresalir ante cualquier problema como gobiernos corruptos del pasado y desintegración del tejido social, siendo que en esta nueva cuarta transformación el nuevo gobierno nos da la oportunidad de participar a todos los que queremos una mejor calidad de vida, tomando en cuenta a todos los que quieran que a todos nos vaya bien, incluyendo al sector universitario. Atentamente Santiago Riloba. Consejo Técnico. Sociedad Nacional de Universitarios de México, ONG

Responder a Santiago Riloba Cancelar respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s