La autonomía demanda autocrítica: rector Enrique Graue

Participaron más de 20 rectores de instituciones de educación superior de América Latina y el Caribe

 

Ciudad de México, 19 de agosto de 2019

 

“Las universidades defendemos nuestra autonomía porque es la única forma de pensar libremente, transmitir el conocimiento y contribuir a transformar nuestro entorno social. “Esta autonomía está en constante cambio para hacer frente a presiones externas y nos demanda ser autocríticos con nuestras funciones”, dijo el rector de la Universidad Nacional, Enrique Graue Wiechers.

 

Graue clausuró el seminario 2019, Año de Autonomías: Reflexiones sobre la Universidad y su Papel en la Transformación Social, con el que se celebraron los 90 años de la autonomía de la UNAM y los 70 años de la Unión de Universidades de América Latina y el Caribe (Udual), con la asistencia de más de 20 rectores y autoridades de instituciones de educación superior de la región.

 

Previamente, el rector de la UNAM moderó la mesa Desafíos y Propósitos de la Autonomía Universitaria, en la que su homólogo Ricardo Rivero Ortega, de la Universidad de Salamanca, España, expuso que autonomía y universidad son indisociables y la primera surge justamente para proteger la libre generación de conocimiento.

 

En el paraninfo del Palacio de la Autonomía, Henning Jensen Pennington, rector de la Universidad de Costa Rica y presidente de la Udual, indicó que otro reto es confirmar a las universidades como instituciones que contribuyen al desarrollo nacional e integral de todas las personas.

 

Esas tareas deben realizarlas en el marco de la internacionalización, pues una universidad completa tienen que consolidar sus alianzas con redes amplias y flexibles. En el caso de las universidades públicas, deben refrendarse como factores de movilidad y contra la pobreza de los sectores más vulnerables, dijo.

 

Jensen Pennington entregó al rector de la UNAM un reconocimiento por el nonagésimo aniversario de la autonomía de nuestra casa de estudios, la cual, expresó, “condensa las aspiraciones de todas las casas de estudio de la región”.

 

Asimismo, la rectora de la Universidad Autónoma de Santo Domingo, Emma Polanco Melo, otorgó a Graue un reconocimiento que el Consejo Universitario de esa institución envió a la UNAM “por sus 90 años de autonomía y el ejercicio responsable de ésta”.

 

En el seminario participaron los rectores Hugo Juri, de la Universidad Nacional de Córdoba, Argentina; Ramona Rodríguez, de la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua, y Juan Eulogio Guerra Liera, de la Universidad Autónoma de Sinaloa, así como Enrique Fernández Fassnacht, director general del Tecnológico Nacional de México, entre otros.

 

Condición necesaria

 

En la inauguración del seminario, Leonardo Lomelí Vanegas, secretario general de la UNAM, señaló que sin autonomía, la creación del conocimiento se ve amenazada y no es posible tener condiciones de pluralidad que permitan analizar, desde una perspectiva amplia, los problemas que enfrentan los países y la humanidad en su conjunto ni plantear soluciones. Por eso es una condición necesaria para la vida de las universidades y para el avance de nuestra civilización.

 

La autonomía conlleva una gran responsabilidad para los universitarios: la de ejercerla con un estricto apego a la rendición de cuentas y a la transparencia, de tal forma que la sociedad sepa que es practicada en función de sus intereses legítimos, subrayó.

 

Destacó que para la UNAM es significativo que en la conmemoración de los 90 años de la primera Ley Orgánica que formalmente nos concedió la autonomía, se recuerde también la formación de la Udual, esencial para la defensa de las autonomías de las instituciones de educación superior de la región.

 

Roberto Escalante Semerena, secretario general de la Udual, expuso: “Hemos reflexionado sobre la necesidad de una nueva narrativa de la autonomía universitaria, tema presente y, en algunas partes de América Latina, urgente”.

 

Roberto Escalante, Ricardo Rivero Ortega, Luciano Concheiro, Leonardo Lomelí, Henning Jensen y Sara Ladrón de Guevara. Foto: Víctor Hugo Sánchez.

 

Asimismo, señaló la existencia de amenazas a la autonomía universitaria, y agresión en algunos casos, enfatizada contra las universidades públicas, a pesar de tratarse de una de las formas más importantes para ofrecer a la sociedad un pensamiento libre, plural y crítico, y para enfrentar los problemas que tenemos en la región.

 

Sara Ladrón de Guevara, rectora de la Universidad Veracruzana; aseguró que los embates contra la autonomía son diversos, se dan en diferentes espacios y países de la región, y toca a los rectores defenderla.

 

“No siempre, no en todos los niveles de gobierno y poderes se reconoce y entiende lo preciado de la autonomía, condición de las universidades para efectuar su trabajo.”

 

Luciano Concheiro Bórquez, subsecretario de Educación Superior de la Secretaría de Educación Pública, apuntó que la autonomía representa un eje prioritario para las transformaciones democráticas de nuestra nación.

 

Mesas de trabajo

 

Durante el encuentro, organizado por la UNAM y la Udual rectores de universidades de Argentina, Colombia, Ecuador, Bolivia, Cuba, Brasil y República Dominicana, entre otros, reconocieron que a lo largo del tiempo la autonomía universitaria ha sido una “piedra en el zapato” de los gobiernos, por lo que una de las principales armas usadas contra ella es la reducción presupuestal.

 

Waldo Albarracín, rector de la Universidad Mayor de San Andrés, Bolivia, resaltó que la autonomía es parte clave de la identidad de las universidades públicas y desde ellas se identifican problemas y limitaciones que tiene la sociedad y se generan ideas para dar solución a esos problemas y allanar las diferencias.

 

Con él coincidió Galo Naranjo López, rector de la Universidad Técnica de Ambato (Ecuador), quien remarcó que los gobiernos no deben subutilizar las universidades, y por el contrario deben aprovechar a sus científicos, crear espacios para interactuar para el desarrollo de los países.

 

 

Al respecto, Dolly Montoya Castaño, rectora de la Universidad Nacional de Colombia, subrayó que las universidades públicas deben tener autonomía y ser claras en lo que elegirán para trabajar con la comunidad, tanto con las personas del sistema nacional de innovación como los expertos de los poderes ejecutivo, legislativo y judicial.

 

Al reflexionar sobre la Autonomía ¿Hacia una Nueva Narrativa?, Imanol Ordorika Sacristán, director general de Evaluación Institucional de la Universidad Nacional, apuntó que la autonomía no está dada de antemano, establece la relación entre la institución universitaria, con otras instituciones del Estado, por lo que este vínculo se transforma con el tiempo, el contexto y a medida que se transforma una nación, en este caso el Estado Mexicano.

 

David Fernández Dávalos, rector de la Universidad Iberoamericana, invitó a repensar en la autonomía no para “hacer lo que queremos” sino para construir una mejor sociedad, mejores profesionales, criticar la actuación del Estado para vencer las resistencias al cambio.

 

Adrián Acosta, investigador del Centro Universitario de Ciencias Económico-Administrativas de la Universidad de Guadalajara, recordó que en cada época las universidades han enfrentado diversos obstáculos para conservar su autonomía, que han ido desde la formación en masa de profesionales a la burocratización donde todo debe ser medido y contabilizado.

 

Por otra parte, Marcial Rubio Correa, exrector de la Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP); Renate Marsiske, investigadora del Instituto de Investigaciones sobre la Universidad y la Educación (IISUE-UNAM), y Humberto Muñoz, coordinador del Seminario de Educación Superior (SES- UNAM), fueron los encargados de ofrecer un antecedente histórico sobre lo que implica la autonomía y la universidad, como los conocemos hoy.

 

También participaron en el seminario Paulo Speller, de la Universidad Federal de Mato Grosso; Rossana Da Silva, directora del grupo COIMBRA de universidades brasileñas; Irene Cristina Mello, secretaria de Relaciones Internacionales de la Universidad de Mato Grosso; José Tadeu Jorge, exrector de la Universidad Estatal de Campinas; Miriam Nicado, rectora de la Universidad de La Habana, Cuba.

 

Asimismo, Laleta Davis Mattis, consejera de la Universidad de las Indias Occidentales, Jamaica, y Armando Alcántara, integrante del IISUE, entre otros.

 

Como parte de las celebraciones y reflexiones en relación con el 90 aniversario de la Autonomía, el Instituto de Investigaciones sobre la Universidad y la Educación (IISUE) presentó la exposición Autónoma. 90 años de libertades universitarias, a la que asistió el rector Enrique Graue Wiechers, en el Museo UNAM Hoy.

 

Dicho acontecimiento se sumó al coloquio 90 años de la Autonomía Universitaria, organizado con la Secretaría General, así como a la entrega del archivo personal de Alejandro Gómez Arias, impulsor de la gesta de 1929.

 

“La autonomía no es un hecho monolítico ni una condición inamovible; por el contrario, es un atributo tan vivo y vigente como las instituciones que le dan vida. Da forma a la compleja relación entre la universidad y los poderes, por eso es importante celebrarla”, afirmó Hugo Casanova, director del IISUE.

 

El punto de partida de la muestra es el Árbol de la Autonomía, que sirve para entretejer las ideas del pasado y futuro, de raíz e identidad, y de individuo y universidad. Cada hoja representa a alumnos, docentes, investigadores o a la administración y gestión, todos ellos actores y promotores de las libertades universitarias.

 

Fuente: Gaceta UNAM

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s