La CRES 2018 define acciones y recomendaciones para los próximos diez años

Córdoba, Argentina, 14 de junio de 2018

La tarde del 14 de junio de 2018, en Córdoba, se realizará la ceremonia de clausura de la III Conferencia Regional de Educación Superior (CRES 2018) donde se prevé leer su declaración final. Este documento junto con el plan de acción que estará listo en los meses siguientes, conforman las dos acciones principales que impulsaron a representantes de gobiernos, de la sociedad civil, de instituciones de educación superior, estudiantes e interesados en la educación a trasladarse a Argentina del 11 al 14 de junio. Ambos instrumentos sirven de base para la participación latino-americana y caribeña en la Conferencia Mundial de Educación Superior de la UNESCO, que se realizará en París en el año 2019.

El director del Instituto Internacional para la Educación Superior en América Latina y el Caribe (UNESC-IESALC), Pedro Henríquez Guajardo, destaca la importancia de ambos documentos para la elaboración de una concepción de educación superior en la región. “La declaración es un instrumento político y el plan de acción es la parte concreta. Nuestra meta es que la declaración se convierta en propuestas permanentes. El plan tiene una duración de 10 años y debe ser implementado a partir de enero de 2019”.

De la misma forma, se están analizando las maneras más efectivas para que los países no abandonen la implementación de estos instrumentos. “Queremos evitar obstáculos con el objetivo de que las instituciones asuman el compromiso colectivo de poner en marcha las orientaciones establecidas para los próximos diez años”. También contaremos con una forma de acompañamiento para evaluar la implementación del plan”, completa Guajardo.

Para los coordinadores de los siete temas de la CRES 2018, fue un arduo trabajo sistematizar y concretar en un solo documento la diversidad de experiencias, puntos de vista y expectativas que los participantes”. Ha sido una conferencia muy inclusiva en términos de diversidad, ya que están representados 33 países”, destacó Guajardo.

Con el leít motíf de “Los dolores que ńos quedan sin las libertades que nos faltan” la declaración afirma que aún no se apagan en la región la pobreza, la injusticia y la violencia social y refrenda los acuerdos alcanzados en las reuniones de La Habana de 1996, en la Conferencia Mundial de París de 1998 y en la CRES 2018 de Cartagena de Indias.

“Reafirma la educación como un bien público y social, un derecho social y un deber de los estados”.

La desigualdad regional y mundial existen en virtud de que existen todavía comunidades que no tienen acceso a la educación superior “porque esta sigue siendo un privilegio y no un derecho”. Asimismo, el acceso, uso y democratización del conocimiento es un bien social esencial para garantizar los derechos básicos, la construcción de ciudadanía plena y la integración regional latinoamericana. En materia de autonomía universitaria, ésta se refrenda para que no existan límites por los gobiernos, creencias religiosas, mercado o intereses particulares. “La defensa de la autonomía es una responsabilidad ineludible y de gran responsabilidad”.

La Declaración enfatiza en detener la mercantilización de la educación superior, ya que afecta la pertinencia y el alcance social de la educación superior como igualador social, y en este sentido, exhorta a los estados a establecer rigurosos esquemas de regulación frente a este fenómeno propio del neoliberalismo. En relación con la gratuidad, se establece que la universidad debe ser gratuita y garante del pleno derecho al acceso, con acciones afirmativas en género, etnia y discapacidad.

“Busca un diálogo de saberes permanente, para ser universal, y la interculturalidad, para reconocer los saberes no académicos”.

En materia de internacionalización, la CRES impulsa la integración regional a través de la movilidad. “Las IES deben comprometerse con las transformaciones científicas, artísticas tecnológicas y con formar con conciencia social y vocación latinoamericana”. En este tema. Busca fortalecer al Espacio Latinoamericano y Caribeño de Educación Superior (ENLACES).

“La educación superior debe ser la de la conciencia crítica de América Latina y rechazar el autoritarismo y la represión”.

En los próximos meses, se convocará a redes, ministerios, universidades a trabajar en un documento final que de una guía para los próximos diez años.

Rumbo al término del evento, representantes de la Red de Universidades Interculturales y Comunitarias leyeron una carta que signaron para presentar en la CRES, en donde reafirman su contenido tradicional y afrodedesciente al mismo tiempo que buscan integrarse a los modelos occidentales de educación; hacen un llamado al reconocimiento de sus saberes tradicionales a través del diálogo cultural y a la tolerancia, al respeto y al fomento a las instituciones de educación  superior indígenas y afrodescendientes.

Finalmente, con una pancarta que decía “NO A LA MERCANTILIZACIÓN DE LA EDUCACIÓN SUPERIOR EN AMÉRICA LATINA”, las agrupaciones Lakitas Amarukancha y el trío ABC, presentaron un performance de consignas de protesta, relato y estampas históricas de los principales movimientos estudiantiles, música regional y arreglos musicales electrónicos.

Organizada en conjunto por UNESCO-IESALC, la Universidad de Nacional de Córdoba (UNC), el Consejo Interuniversitario Nacional (CIN) y la Secretaría de Políticas Universitarias (SPU) del Ministerio de Educación de la República Argentina, la CRES 2018 es una de las reuniones preparatorias para la Conferencia Mundial de Educación Superior que se llevará a cabo en París en 2019 y marca el centenario de la Reforma Universitaria de 1918, en defensa de la autonomía y democratización de la universidad pública. La III CRES debate el escenario actual de la educación superior en América Latina y el Caribe, y las estrategias para los próximos diez años con miras a lograr los objetivos de desarrollo sostenible de la Agenda 2030 de las Naciones Unidas. La CRES 2018 está celebrando su tercera edición. Las dos primeras fueron realizadas en La Habana, Cuba (1996) y en Cartagena de Indias, Colombia (2008).

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s