La Autonomía Universitaria como un reto del porvenir universitario

 Córdoba, Argentina, 2 de diciembre de 2016

Dentro de la XIX Asamblea General de la Unión de Universidades de América Latina y el Caribe se desarrolló el panel de discusión sobre Autonomía Universitaria en el que se habló sobre el significado del concepto desde la perspectiva del próximo centenario de la Reforma Universitaria de Córdoba de 1918 y lo que significó para el desarrollo de las universidades latinoamericanas durante el siglo XX.

La autonomía, considerada como uno de los elementos centrales de las instituciones de educación superior en América Latina, representa una de sus mayores fortalezas y es señal de identidad y compromiso social. Las dota de garantías y libertades como comunidades de pensamiento y acción. El movimiento reformista cordobés de 1918 marcó un punto de partida en la construcción de la universidad autónoma, dotándola de contenido y como proyecto a conseguir por todas las instituciones latinoamericanas.

Sus valores hoy en día permanecen vigentes, ejemplo de ello es la Declaración de Lima de 2010 de la XVII Asamblea General de la UDUAL en la que se estableció como parte de su agenda de trabajo permanente y a futuro la defensa y constante revisión de la autonomía latinoamericana y caribeña.

En el panel se planteó una de las cuestiones, si no es que la más importante: ¿qué clase de autonomía es la que queremos para nuestras instituciones en una región con características particulares en un momento histórico con desafíos cada vez más demandantes y preocupantes?

mesa-autonomia
De izq. a der.: Marcial Rubio (PUCP), Iris Santacruz (IPN), Diego Tatián (UNC), Antonio Ibarra (UDUAL), Adolfo Stubrin (UN Litoral) y Sandra Villafani (CEUB)

El mayor de los retos es el de preservar el concepto de autonomía como un valor activo en medio de un entorno permeado por la globalización y la mercantilización. Es imperativo defender sus valores y construir un nuevo modelo que proteja a la educación frente a las imposiciones del mercado y los gobiernos que pretender comercializar lo que para nosotros se ha definido como un bien público y social que responda a los intereses del pueblo y no a los privados.

Debemos proteger a la autonomía de las instituciones educativas para evitar que sus acciones sean controladas mediante estrategias de mercado, como mecanismos de autofinanciamiento o para atender orientaciones que privilegian sólo el trabajo en algunas áreas del conocimiento presumiblemente más rentables.

Participaron: Marcial Rubio, Rector de la Pontificia Universidad Católica del Perú; Diego Tatián, Decano de la Facultad de Filosofía y Humanidades de la Universidad Nacional de Córdoba; Adolfo Stubrin, Secretario de Planeamiento de la Universidad Nacional del Litoral; Sandra Villafani Echazú, representante del Comité Ejecutivo de la Universidad Boliviana e Iris Santacruz Fabila, Coordinadora de Asesores del Instituto Politécnico Nacional, México.

UDUAL Press

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s