Premio al investigador emérito León-Portilla

Reconocimiento a su trabajo

Promotor y defensor de las culturas indígenas y los pueblos originarios

Miguel León-Portilla, investigador emérito del Instituto de Investigaciones Históricas, quien “ha centrado su interés en los pueblos del México prehispánico, recogiendo en su vasta obra el pensamiento profundo de los antiguos mexicanos”, recibió el Premio Amalia Solórzano de Cárdenas 2015, que otorga el Centro Lázaro Cárdenas y Amalia Solórzano, AC.

En la ceremonia, en la que intervino el rector José Narro Robles, el historiador planteó que el día que los millones de indígenas gocen plenamente de sus derechos, sus voces no sólo nos enriquecerán, sino que, entregándose al trabajo cada vez con mayor fuerza, también contribuirán al desarrollo del país. Así lo entrevió Lázaro Cárdenas, “un hombre excepcional y estadista extraordinario”.

En el Salón de Actos del Palacio de Minería, expresó que hay gente que teme reconocer lo que es una realidad: esos pueblos tienen derecho a una personalidad jurídica. En la época colonial, en las Leyes de Indias, la tenían y eso salvaguardaba sus lenguas, sus tierras y sus derechos. Mucho de eso, lamentablemente, se ha perdido.

La autonomía que reclaman los pueblos, y muchos como los yaquis o los tarahumaras la han tenido, no es para independizarse, sino para tener el derecho de autogobernarse en sus asuntos internos. Hay que reconocérselas, consideró el autor de La filosofía náhuatl estudiada en sus fuentes.

Cárdenas, continuó León-Portilla, no sólo creó organizaciones de obreros y campesinos, parques nacionales o los institutos Nacional de Antropología e Historia y Politécnico Nacional (IPN), sino que además apoyó a los pueblos que son la raíz más honda en el ser de México: los indígenas. Así, patrocinó el Congreso Indigenista Interamericano, en Pátzcuaro, primera reunión continental del mundo en ese ámbito.

Por todo ello, la recepción del reconocimiento es un homenaje al general, quien se entregó “cabalmente al servicio de México”, y a su esposa, Amalia.

com3_tira_frase

Eminente profesor

Cuauhtémoc Cárdenas, presidente del centro, recordó que la distinción se entrega al “eminente profesor, investigador, autor, promotor y defensor de las culturas indígenas y los pueblos originarios, Miguel León-Portilla”, quien se suma a Luiz Inacio Lula Da Silva, Marta Lamas, Eduardo Galeano, José Mujica y Raúl Álvarez Garín.

El galardón se concede, explicó, por decisión del Consejo del Premio, integrado por personas de México y otros países del continente, y por representantes institucionales de las universidades Nacional Autónoma de México y Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, así como del IPN.

Se otorga a personas o instituciones en reconocimiento a su trabajo en favor de la independencia nacional, el mejoramiento de los pueblos indígenas, la defensa de su soberanía, la paz, la lucha contra la marginación y la exclusión sociales, la democracia, los derechos humanos, la integración latinoamericana, la solidaridad internacional, la educación, la ciencia y la cultura.

Adolfo Gilly, integrante del consejo, señaló que es extenso el trabajo del universitario emérito, muchos sus discípulos y sus controversias de ideas y de idiomas, y grande nuestra deuda con su obra.

Su pequeño e innumerable clásico Visión de los vencidos, es una “diáfana puerta de entrada a la historia, la narración y la poesía de México, aunque no sea la única, porque esta tierra tiene puertas al campo siempre abiertas. De su pasado se nutre su futuro, más allá de nuestras desventuras de los tiempos presentes”. Y una de esas puertas es su obra entera.

En su oportunidad, José Narro apuntó que el premiado es uno de los intelectuales mexicanos más distinguidos, un académico extraordinario, un universitario muy especial y un hombre que ha acumulado juventud. “Lo ha hecho porque sigue cautivándonos con sus iniciativas, con su sentido del humor, con su generosidad, emotividad, jovialidad y don de gente”.

Forma parte de la conciencia crítica nacional, de la ética colectiva que nos recuerda todo el tiempo que los pasivos que tenemos con los pueblos indígenas no se han saldado, y que no lo estarán mientras la riqueza étnica, cultural y lingüística sea, en la vida real, un motivo de exclusión social, que nos disminuye a todos.

Fuente: http://gaceta.unam.mx/20150820/premio-al-investigador-emerito-leon-portilla

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s