Alertan especialistas sobre el abuso de la fecundación in vitro

Caso de alemana de 65 años, que dio a luz cuatrillizos, pone el tema en la mesa de discusión.

La mujer se practicó la técnica con esperma de dos donantes anónimos en Ucrania

Nacimientos prematuros, bajo peso del bebé o retrasos cognitivos, algunos riesgos de los embarazos múltiples

El caso de una alemana de 65 años, madre de 13 hijos y que dio a luz a finales de mayo a cuatrillizos, preocupa a los especialistas en fertilidad, que alertan sobre la utilización abusiva de las técnicas de fecundación in vitro.

Annegret Raunigk dio a luz en Berlín a tres niños y una niña prematuros, que pesaron entre 665 y 960 gramos, después de que la madre se practicó una fecundación in vitro de dos donantes anónimos en Ucrania.

El problema principal, independientemente de la edad de la madre, es la transferencia de múltiples embriones estimó el doctor Adam Balen, entrevistado en Lisboa en el contexto de una conferencia de la Sociedad Europea de Reproducción Humana y Embriología.

Los embarazos múltiples son peligrosos para la madre y más para los bebés,  aseguró el presidente de la Sociedad Británica de Fertilidad. Explicó, además, que con las tecnologías actuales y un embrión de calidad, una sola transferencia es suficiente.

Entre los múltiples riesgos están los nacimientos prematuros, el bajo peso del bebé o los retrasos cognitivos.

¿Puede la sociedad permitirse ayudar al nacimiento de niños que no tendrán tan buen comienzo como otros?, se preguntó la doctora Françoise Shenfield, especialista en reproducción humana y bioética del Colegio Universitario de Londres.

Desde hace algunos años, varios países intentan reducir el número de embarazos múltiples. Es el caso de Reino Unido, Estados Unidos o Francia, donde la Agencia de la Biomedicina ha hecho ciertas recomendaciones.

Tras el parto de los cuatrillizos en Berlín, la Sociedad Alemana de Medicina Reproductiva se deslindó de un proceso altamente discutible, relanzando el debate sobre los embarazos tardíos.

Los especialistas hablan a menudo de una edad límite para la reproducción asistida, que podría situarse en torno a los 50 años, cerca de la media de edad de la menopausia.

Según el doctor Balen, esta limitación es necesaria desde un punto de vista médico, pero desde una perspectiva ética “se podría considerar que una mujer de 65 años tiene aún 20 años por delante y puede ver crecer a sus hijos hasta la edad adulta.

Tratamos a mujeres más jóvenes, que están en silla de ruedas, con dificultades para ocuparse de un niño, pero con un gran apoyo familiar. También nos ocupamos de mujeres que padecen enfermedades potencialmente mortales, señaló el médico. Precisó que las demandas son estudiadas caso por caso.

Uno de los problemas de los países desarrollados es que las mujeres retrasan el momento de formar una familia, siendo cada vez más mayores y menos fértiles, analizó el facultativo, quien critica severamente a los médicos que abusan de esta práctica.

Algunas clínicas hacen publicidad explicando que las pacientes pueden viajar y beneficiarse de tratamientos más baratos. Pero los resultados suelen ser desastrosos, como el del mes pasado. “En cierto modo, alguien está haciendo mucho dinero”, denunció.

Para el experto, todos los países deberían financiar los tratamientos de fertilidad para evitar que exista este negocio.

Fuente:http://www.jornada.unam.mx/2015/06/18/ciencias/a02n1cie

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s