Premio de la Unesco para Noboru Takeuchi

Divulgación y promoción de la ciencia entre niños e indígenas.

Por sus aportes a la divulgación y promoción de la ciencia en el área de la nanotecnología para niños y poblaciones indígenas, Noboru Takeuchi, físico e investigador del Centro de Nanociencias y Nanotecnología, recibió el Premio Latinoamericano a la Popularización de la Ciencia y la Tecnología en América Latina y el Caribe 2015, que otorga la RedPop-Unesco.

Es el máximo reconocimiento que se concede a centros, programas o especialistas con una destacada trayectoria y proyección nacional y regional, con el objetivo de estimular las actividades de popularización de la ciencia y la tecnología en América Latina y el Caribe, así como para valorar los esfuerzos e iniciativas sobresalientes por su creatividad, rigor, impacto y contribuciones.

El enfoque principal de la investigación de Takeuchi se caracteriza por su originalidad en la aplicación de métodos teóricos que permiten la solución de problemas de la ciencia de materiales y las nanociencias.

El universitario realiza estudios en torno a superficies semiconductoras. “Trato de modificarlas mediante el depósito de átomos o moléculas, de tal manera que con esos procesos se puedan incrementar las posibles aplicaciones de esos semiconductores”.

Cuenta con una larga trayectoria en la divulgación de la nanotecnología, mediante la publicación de libros para niños, la producción de programas de radio, charlas y conferencias en México y en otros países de la región, acciones que forman parte de Ciencia Pumita, programa de comunicación en la materia, dirigido a los pequeños, del que es fundador y responsable.

Destaca su labor de divulgación en poblaciones indígenas, con la traducción de 15 de 22 libros infantiles sobre ciencia y tecnología a nueve lenguas originarias: mixteco, náhuatl, mixe, zapoteco, maya, yokot’an, mazateco, hñahñü y paipai.

En ese esfuerzo ha trabajado con las comunidades para trasladar expresiones especializadas a su lengua madre (en México 10 por ciento de la población habla una de ellas, que no es el español); para ellos el aprendizaje puede ser más complejo, por lo que es importante llegar en su propio sistema de comunicación.

Con la participación conjunta, no sólo se consigue la apropiación de la ciencia y la técnica, sino también se apoya el proceso de revitalización de sus lenguas.

Además, Noboru Takeuchi interviene en la edición de Mundo Nano, revista electrónica semestral coeditada por el Centro de Investigaciones Interdisciplinarias en Ciencias y Humanidades y el Centro de Nanociencias y Nanotecnología; la idea es contar con una publicación interdisciplinaria en la que se traten asuntos vinculados con la especialidad, en áreas como física, química, biología, ingenierías, medicina, odontología y ciencias sociales.

“Está dirigida al público en general, aunque por los temas que se analizan y el lenguaje nos enfocamos a los jóvenes bachilleres y de licenciatura”, explicó.

La relevancia de la divulgación de la ciencia radica en compartir con la sociedad el conocimiento que los científicos generan intramuros. “Eso es mucho más importante en áreas como la nanociencia, por su carácter multidisciplinario y su amplio abanico de aplicaciones, y porque es poca la gente que sabe en realidad lo que es la nanotecnología”.

Además, abundó, en algunos casos podría surgir cierto temor o rechazo hacia este nuevo conocimiento; su difusión es una forma de desterrar esa clase de problemas. “En países como el nuestro, donde el sistema educativo enfrenta muchos retos, esa divulgación es un medio fundamental para que los niños, pero también jóvenes y adultos, aprendan”.

Comunicar el conocimiento

Mencionó que, en términos generales, la divulgación es poco valorada en México. “Es un aspecto que deberíamos cambiar porque esto es esencial en nuestro trabajo; es decir, comunicar el conocimiento que se genera en los laboratorios como parte de nuestra labor de investigación. Tenemos esa responsabilidad con la sociedad, pues muchos de los recursos que utilizamos provienen de ella”.

Su propósito, prosiguió, no sólo es interesar a los niños y jóvenes, sino además a todas las personas, independientemente de su profesión; que tengan conocimientos básicos, de tal manera que al tomar decisiones lo hagan de una forma más adecuada.

En cuanto al reconocimiento, se dijo alegre pues “es un estímulo para mejorar y continuar con esta tarea y que sea conocida por otros para poder coadyuvar con académicos e investigadores que hacen trabajos similares y que podrían enriquecer el nuestro”.

La RedPop (Red de Popularización de la Ciencia) es un organismo interactivo que agrupa a centros y programas de difusión en la materia; su funcionamiento se da mediante mecanismos regionales de cooperación que favorecen el intercambio, la capacitación y el aprovechamiento de recursos entre sus miembros.

El galardón fue entregado en el marco del XIV Congreso de la RedPop, celebrado recientemente en la ciudad de Medellín, Colombia.

Fuente: http://www.gaceta.unam.mx/20150615/premio-de-la-unesco-para-noboru-takeuchi/

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s