Alborotan a NY las Reinas Chulas

Sin título

Las Reinas Chulas llevan el cabaret mexicano a la escena neoyorquina en un sitio emblemático del teatro experimental y de vanguardia: La Mama.

En 15 años de trayectoria es su primera visita a Nueva York. Presentarán el espectáculo de La Banda de Las Recodas, la narcobanda de las hermanas Carrilla, interpretadas por Ana Francis Mor (La Chakis), Marisol Gasé (La Güera), Nora Huerta (La Chikis) y Cecilia Sotres (La Barbie).Portan corsés bien ceñidos, sombrero norteño adornado con pedrería, botas con unos respetables tacones y empuñan sus armas: ametralladoras bañadas en oro con diamantes. Llevan el estereotipo de los grupos femeninos al máximo, con dos álbumes grabados, pero conservan atributos tradicionales de las mujeres, como la inocencia y la ingenuidad, pero destilan un humor cruel, violento pero a la vez simple.

En una función en el Teatro de la Ciudad, se atrevieron a poner a rodar 100 cabezas sobre el escenario. Y ardió Troya. A Nueva York, propone Ana Francis Mor, deberían intentar llevar al menos una cabeza para no tener problemas en Migración.

En sus presentaciones en La Mama, del 10 al 19 de mayo, con Antonio Cerezo como invitado, enarbolarán dos temas: la reforma migratoria y las armas. Justo cuando el Presidente Obama ha dado su respaldo a un proyecto de reforma migratoria que despejaría el camino para otorgar la ciudadanía a 11 millones de inmigrantes.

“Es defender el derecho de las personas a la movilidad”, arroja Huerta. Pero también quieren plantear una autocrítica: con el trato de México a los migrantes centroamericanos.

“Este País también se ha vuelto cómplice de muchas de las políticas migratorias de Estados Unidos. ¿Cómo es posible que (ciudadanos de) tantos países de America Latina necesiten visa para entrar a México? Es ridículo. Sólo porque somos la antesala para que se les haga más difícil llegar a gringolandia”, cuestiona Mor.

Las canciones que les han dado fama, con música original de Yurief Nieves y Tareke Ortiz y letra de las Recodas, como No te puedo sacar de mi cabeza, Lo hecho en México, El pornocorrido (Por un buen guagüis), su rola más vendida en iTunes, son un mero pretexto, dicen, para estar en escena.

Pueden hablar de lo que quieran, una libertad que les otorga moverse en el terreno del absurdo. Empezaron abordando temas como los derechos humanos y los derechos de las mujeres: “Amiguita ama de casa, deja ya de ser la esclava, suelta ya tu trapeador”. De la violencia hacia las mujeres pasaron al asunto del placer y de la diversidad sexual. Eso aparece en su último álbum, grabado en vivo en el Teatro de la Ciudad, lanzado en 2010.

El espectáculo tiene un formato de música grupera. Entre canción y canción, los personajes van develando los secretos de familia, sus necesidades. Al llevar el estereotipo al límite ocurren delirios extraordinarios. Como que la madre de las cuatrillizas se suicidó al verlas después de haber matado al padre por el coraje de haber parido cuatro días. Las huérfanas fueron amamantadas por un chichicuilote macho.

“El cabaret mexicano, el humor popular mexicano es lo que México le ha aportado al teatro. En castellano nadie tiene un humor de este tipo, del doble sentido, del albur. Dos ejemplos de humor en castellano, Argentina y España, son muy distintos. Este tipo de humor, sólo en México, y es muy bueno, de mucha tradición”, añade Mor.

Fuente: http://www.reforma.com/cultura/articulo/698/1395738/

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s