Egresan primeros especialistas en riesgos naturales

La primera generación de licenciados en seguridad en poblaciones humanas ante desastres se integra a los trabajos preventivos en Chiapas, uno de los territorios más vulnerables por contingencias naturales, incluidos tsunamis.

Los especialistas en protección civil y conservación ambiental egresaron de las aulas virtuales de la Universidad Autónoma de Chiapas (UNACH), orientada a la formación de profesionistas para enfrentar los problemas por la degradación ambiental, los riesgos y el impacto de los desastres de la naturaleza.

Sobre el tema, el rector de la UNACH, Jaime Valls Esponda, expuso el trabajo conjunto del Centro Mesoamericano de Estudios en Salud Pública y Desastres y de la Universidad Virtual, en la preparación de especialistas capaces de gestionar, diseñar, implantar y evaluar programas de prevención así como la mitigación de daños a la seguridad humana y realizar trabajos interdisciplinarios ante hechos contingentes.

Los egresados en seguridad en poblaciones humanas ante desastres, de acuerdo al programa académico, poseen capacidad de análisis de riesgos y vulnerabilidad poblacional, de diseño de planes de contingencia, recuperación ante desastres y gestión de recursos necesarios ante autoridades gubernamentales.

Luis Manuel García Moreno, director general del estatal Instituto de Protección Civil para el Manejo Integral de Riesgos de Desastres, expuso por su parte que los conocimientos adquiridos por los nuevos profesionistas serán fundamentales para informar y orientar a la sociedad.

“Los modelos de protección civil se centraban en emergencia y atención de desastres hoy son preventivos; en Chiapas se tienen unos 2 mil 500 comités comunitarios de este tipo”, aseguró.

En Chiapas, 72 municipios, localizados en diferentes regiones, se encuentran en situación de riesgos contingentes por huracanes, inundaciones, sismos, deslaves, asentamientos, tsunamis.

En el atlas estatal de riesgos destacan poblaciones establecidas en márgenes de ríos, arroyos, laderas y faldas de cerros y por su cercanía con el mar, como ocurre en el Istmo-Costa, Soconusco, Norte y Altos.

La geografía estatal es surcada también por fallas geológicas, actividad de placas tectónicas, como la de Cocos, en la región costera causante de réplicas y sismos diarios.

Están también los volcanes activos El Tacaná, en los limites con Guatemala y El Chichonal en el Norte, cuyas erupciones en 1982, se estima sepultaron a más de 2 mil lugareños y arrasaron comunidades y rancherías de los municipios de Francisco León, Ostuacán y Chapultenango.

En 2005, las lluvias y los vientos del huracán Stan dejaron una estela mortal y de estragos en 41 municipios; 2 años después la caída de un cerro sobre el río Grijalva sepultó, con saldo de 26 muertos, la comunidad zoque Juan de Grijalva.

El taponamiento del río y la acumulación de agua en el alto Grijalva, mantuvieron en riesgo permanente el sistema hidráulico de las cuatro centrales hidroeléctricas instaladas a lo largo del afluente.

Fuente: http://www.eluniversal.com.mx/notas/868396.html

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s